niñas felices, logros sorprendentes

Nuestros hijos no son los mejores…

“¡Es el león más lindo de todos!”, les decimos emocionados a nuestros hijos cuando nos enseñan su primer garabato hecho con crayola amarilla. En realidad, el niño nos ve tan emocionados darles un beso, el abrazo más apretado y empezar a cantarles una porra que no les damos tiempo de pensar ni de decir absolutamente nada, ni siquiera pueden hacernos saber que su dibujo

Learn more


IMG_5326

El valor de la gratitud.

¡Estoy agotada y lo único que quiero –necesito, más bien- es que se duerman mis hijos de una vez por todas! Generalmente, quienes tenemos hijos pequeños vemos las últimas horas del día como la luz al final del túnel. Esos “últimos” minutos de andar corre y corre para poner pijamas o perseguirlos para que ellos solos se la pongan, se laven los dientes y

Learn more


regano

Cuando mi hija me regañó, aprendí.

Cuando creí haber perdido la razón, mi hija de 3 años me hizo encontrar la manera de razonar de nuevo. Enloquecida y estresada porque el bebé lloraba y ella no quería hacer la tarea, grité. En ese instante, la cara de susto y decepción de mi hija me hizo sentir la peor mamá del mundo pero, lo que más me dolió fueron sus palabras:

Learn more



×